• Hoja Dominical 17 de marzo

    Hoja Dominical 17 de marzo

  • Nuestra Señora de los Dolores,

    Nuestra Señora de los Dolores,

    cuando los dolores y los sufrimientos lleguen, no dejes que me desanime

  • Señor caído

    Señor caído

    concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para aquellas que si puedo y sabiduría para conocer la diferencia

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Horarios de misa


  • Lunes
  • Martes
  • Miércoles
  • Jueves
  • Viernes
  • Sábado
  • Domingo

Lunes

  • 6:30a.m.
  • 4:00p.m. En el Cementerio
  • 6:00p.m.

Martes

  • 6:30a.m.
  • 4:00p.m.
  • 6:00p.m.

Miércoles

  • 6:30a.m.
  • 6:00p.m.

Jueves

  • 6:30a.m.
  • 4:00p.m.
  • 6:00p.m.

Viernes

  • 6:30a.m.
  • 4:00p.m
  • 6:00p.m.

Sábado

  • 6:30a.m.
  • 12:00 m
  • 6:00p.m.

Domingo

  • 6:00a.m.
  • 9:00 a.m.
  • 4:00p.m.
  • 6:00p.m.
  • 7:00p.m.

Escúcha la emisora Online

Galería

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6

Despacho parroquial

Horario de atención


Lunes a viernes:

8:00a.m a 11:30a.m

 

2:00p.m a 5:00p.m

Sábado:

8:00a.m a 12:00m

Teléfonos:

Cel:314 851 5102

Tel:(+574) 866 3676

Requisitos

Santo del día

26 Marzo 2019

  • Solemnidad de la Anunciación
    Esta gran fiesta tomó su nombre de la buena nueva anunciada por el Arcángel Gabriel a la Santísima Virgen María, referente a la Encarnación del Hijo de Dios. Era el propósito divino dar al mundo un Salvador, al pecador una víctima de propiciación, al virtuoso un modelo, a esta doncella –que debía...

Noticias del vaticano

26 Marzo 2019

Meditación

26 Marzo 2019

  • Dios, rico en misericordia (Lc 15,1-3.11-32)

    Las tres “parábolas de la misericordia” –la oveja perdida, la dracma perdida y el hijo pródigo- se agrupan en este capítulo XV de Lucas, porque tienen en común revelarnos la alegría que se produce en el cielo –se entiende en Dios- por la conversión de un pecador. Las dos primeras tienen una conclusión que resulta incomprensible a la lógica humana: “Hay más alegría en el cielo por un pecador que se convierta que por noventa y nueve justos que no tienen necesidad de conversión” (Lc 15,7.10). Es la lógica divina que consiste en la misericordia y la gratuidad. En la parábola del hijo pródigo, que leemos en este IV Domingo de Cuaresma, la conclusión, repetida a modo de estribillo, insiste en lo mismo: “Celebremos una fiesta, porque este hijo mio (este hermano tuyo) estaba muerto y ha vuelto a la vida, estaba perdido y ha sido hallado” (Lc 15,24.32).

    Para comprender la misericordia divina es necesario haberla experimentado. San Pablo, que la experimentó abundantemente, la reconoce

    ...