• Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Horarios de misas

  • Lunes a Sábado: 6am y 6pm
  • Domingo: 6am - 8am 10am, 12pm, 6pm

Escúchanos Online

Galería

  • 1
  • 2

Despacho parroquial

Lunes a viernes de 8am-12m y 2pm-4pm

Cel:314 851 5102

Tel:(+574) 866 3676

Requisitos

Santo del día

  • Santa Maravillas de Jesús, Virgen
    Carmelita Descalza María de las Maravillas de Jesús Pidal y Chico de Guzmán nació en Madrid el 4 de noviembre de 1891. Desde su infancia deseó consagrarse a Dios y dedicó su juventud a ayudar a los necesitados. Atraída por la espiritualidad de Santa Teresa de Jesús y de San Juan de la Cruz, y...

Noticias del vaticano

Meditación

  • Testigo de la luz (Jn 1,6-8·19-28)

    “Hubo un hombre enviado por Dios; su nombre era Juan. Éste venía como testigo, para dar testimonio de la luz”. Así comienza el Evangelio de este III Domingo de Adviento. Este texto está tomado del Prólogo del IV Evangelio y es claramente la presentación de un personaje. Lo primero que se nos dice sobre él, incluso antes que su nombre, es que tiene una misión encomendada por Dios: "es un hombre enviado por Dios". La misión de Juan es parte del plan divino de salvación. Esa misión consiste en ser un testigo: “Venía como testigo”. Hasta aquí todo es claro. Pero cuando preguntamos: ¿testigo de qué?, quedamos perplejos: “Vino para dar testimonio de la luz”. ¿Acaso la luz necesita un testigo? No hay nada más claro y evidente que la luz. Ella da testimonio de sí misma; basta que se muestre.

    Es claro que al hablar de la luz el evangelista está usando una metáfora. Él mismo la explica en su primera carta al declarar: "Dios es

    ...