• Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Horarios de misas

  • Lunes a Sábado: 6am y 6pm
  • Domingo: 6am - 8am 10am, 12pm, 6pm

Escúchanos Online

Galería

  • 1
  • 2

Despacho parroquial

Lunes a viernes de 8am-12m y 2pm-4pm

Cel:314 851 5102

Tel:(+574) 866 3676

Requisitos

Santo del día

Noticias del vaticano

Meditación

  • ¡Glorificad a Dios en vuestro cuerpo! (Mt 22,15-21)

    "Maestro, sabemos que eres veraz y que enseñas el camino de Dios con franqueza y que no te importa por nadie, porque no miras la condición de las personas". Con estas palabras se dirigen a Jesús los fariseos junto con los herodianos. Pero lo dicen con intención de ponerle una trampa: "Dinos, pues, qué te parece, ¿es lícito pagar tributo al César, o no?". Después de constatar que la moneda con la cual se pagaba el tributo tenía la inscripción y la imagen del César, Jesús se libra de la insidia y los hace caer a ellos en su propia trampa, respondiendo: "Dad al César lo que es del César". No deja, sin embargo, de agregar, como Maestro que enseña el camino de Dios, lo que a él interesa: "Y dad a Dios lo que es de Dios".

    Esta es la enseñanza de Jesús sobre la cual nos detendremos hoy. En nuestra sociedad no se percibe problemas con "lo que es del César". En cambio, respecto a "lo que es de Dios" hay motivos para que Dios formule la queja que dirigía a su pueblo: "Si yo soy Padre,

    ...