El fin de la catequesis es que la fe, ilustrada por la doctrina se torne viva, explícita y activa tanto para los niños y adolescentes como para los adultos.

Al dar la catequesis obsérvese el orden debido y el método acomodado no solo a la materia de que se trate, sino también al carácter, aptitudes, edad y condiciones de vida de los oyentes. Dicha instrucción debe fundarse en la sagrada escritura, en la tradición, en la liturgia, en el magisterio y vida de la iglesia.

ALGUNOS CRITERIOS

  1. La acción catequética debe favorecer la experiencia o vivencia de cuanto se aprende.
  2. La catequesis es, ante todo, un camino de fe y no solo un aprendizaje de contenidos racionales sobre la fe.
  3. Debe servir a los bautizados a su crecimiento en la fe y para su inserción en la vida de la comunidad eclesial y humana.
  4. La acción catequética debe ser educativa y apropiada a la capacidad y edad de los catequizandos, a su proceso de crecimiento y a su realidad.
  5. La acción catequética se debe realizar en forma organizada y programada con espacios de evaluación.

 

Santo del día

  • San Agustín de Canterbury
    Agustín de Canterbury es considerado uno de los más grandes evangelizadores, al lado de San Patricio de Irlanda y San Bonifacio en Alemania. Tiene el gran mérito de haber dirigido la evangelización de Inglaterra. Era superior del convento benedictino de Roma, cuando el Sumo Pontífice San Gregorio...

Noticias del vaticano