• Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Horarios de misas

  • Lunes a Sábado: 6am y 6pm
  • Domingo: 6am - 8am 10am, 12pm, 6pm

Escúchanos Online

Galería

  • 1
  • 2

Despacho parroquial

Lunes a viernes de 8am-12m y 2pm-4pm

Cel:314 851 5102

Tel:(+574) 866 3676

Requisitos

“Es una Reina que da todo lo que posee compartiendo, sobre todo, la vida y el amor de Cristo”, dijo San Juan Pablo II al referirse a la Virgen como Reina del Universo. La Fiesta fue instituida por el Papa Pío XII en 1954.

En la Encíclica “Ad Caeli Reginam” (punto 15), que trata sobre la dignidad y realeza de María, se lee que “Cristo, el nuevo Adán, es nuestro Rey no sólo por ser Hijo de Dios, sino también por ser nuestro Redentor”.

“Así, según una cierta analogía, puede igualmente afirmarse que la Beatísima Virgen es Reina, no sólo por ser Madre de Dios, sino también por haber sido asociada cual nueva Eva al nuevo Adán”.

Por su parte, el Papa Benedicto XVI mientras celebraba esta Fiesta en el 2012 dijo que María “es Reina precisamente amándonos y ayudándonos en todas nuestras necesidades, es nuestra hermana y sierva humilde".

He aquí una de las tantas razones por las cuales el Papa Francisco ha twiteado este mes pequeñas oraciones de súplica a la Madre de Dios por la paz en el mundo y en especial por los cristianos en Medio Oriente.

Como la del 14 de agosto que dice: “María, Reina de la paz, ayúdanos a erradicar el odio y a vivir en armonía”. O la del día siguiente, en la que pide a María, Reina del Cielo, que nos ayude a transformar el mundo según el designio de Dios.

Santo del día

  • San Sebastián, Mártir
    Sebastián, hijo de familia militar y noble, era oriundo de Narbona, pero se había educado en Milán. Llegó a ser capitán de la primera corte de la guardia pretoriana. Era respetado por todos y apreciado por el emperador, que desconocía su cualidad de cristiano. Cumplía con la disciplina militar,...

Noticias del vaticano

Meditación

  • Dios es amor (Mc 1,14-20)

    El Evangelio de este domingo nos ofrece un resumen de la predicación de Jesús: “El tiempo se ha cumplido y el Reino de Dios está cerca; convertíos y creed en la Buena Nueva”. El punto principal de este resumen es el llamado a la conversión: “Convertíos”.

    El verbo griego que se traduce por “convertíos” expresa un cambio de mentalidad: “metanoéite”. Es un llamado a cambiar radicalmente de mente, a cambiar los valores que gobiernan la vida. A este llamado Jesús agrega una nota de urgencia: “El tiempo se ha cumplido”. Con esto quiere decir que la conversión es una decisión que hay que tomar ahora y no dejar para después; dejarlo para después sería desoír el llamado. Y, sobre todo, Jesús agrega una motivación: “El Reino de Dios está cerca”. Esta motivación es la Buena Nueva, es decir, la revelación del amor de Dios hacia el hombre. La conversión debe ser nuestra respuesta al amor de Dios, cuya medida

    ...