• Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • Jesus dijo

    Jesus dijo

    “Todo es posible para el que cree”

    (Marcos 9:23)

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5
  • 6
  • 7
  • 8
  • 9
  • 10
  • 11
  • 12
  • 13

Horarios de misas

  • Lunes a Sábado: 6am y 6pm
  • Domingo: 6am - 8am 10am, 12pm, 6pm

Escúchanos Online

Galería

  • 1
  • 2

Despacho parroquial

Lunes a viernes de 8am-12m y 2pm-4pm

Cel:314 851 5102

Tel:(+574) 866 3676

Requisitos

Santo del día

  • Santos Joaquin y Ana Padres de la Santísima Virgen
    El protoevangelio de Santiago cuenta que los vecinos de Joaquín se burlaban de él porque no tenía hijos. Entonces, el santo se retiró cuarenta días al desierto a orar y ayunar, en tanto que Ana (cuyo nombre significa Gracia) "se quejaba en dos quejas y se lamentaba en dos lamentaciones". Un ángel...

Noticias del vaticano

Meditación

  • El Reino de los Cielos ha llegado (Mt 13,44-52)

    El Papa Juan Pablo II, de feliz memoria, consideró que en la recitación del Santo Rosario, para completar la contemplación del misterio cristiano, era necesario agregar a los ya existentes misterios gozosos, dolorosos y gloriosos una nueva serie de cinco misterios que llamó "misterios de la luz". Todos ellos se refieren a episodios históricos puntuales de la vida pública de Jesús -su Bautismo en el Jordán, su manifestación en las bodas de Caná, la Transfiguración, la institución de la Eucaristía-, salvo uno que se propone, en cambio, abarcar toda su predicación: "El anuncio del Reino de los cielos y el llamado a la conversión".

    El mismo Evangelio resume toda la vida pública de Jesús en esos términos: "Desde entonces comenzó Jesús a predicar y decir: 'Convertíos, porque el Reino de los Cielos ha llegado'" (Mt 4,17). El Evangelio de este domingo es un ejemplo claro de esa predicación. Se nos presentan tres parábolas que son

    ...